PRUEBAS PRENATALES

Estas pruebas pueden ayudar a los profesionales de la salud a detectar cosas como una anomalía congénita o un problema cromosómico en el feto. Las pruebas prenatales se hacen en el primer, segundo, y tercer trimestres del embarazo. 

Algunas de estas pruebas son pruebas de cribado que solo pueden revelar la posibilidad de un problema. Otras pruebas prenatales son pruebas de diagnóstico que permiten detectar con precisión si un feto tiene un problema específico. A veces, una prueba de cribado va seguida de una prueba diagnóstica. Entre las pruebas prenatales, se incluyen los análisis de sangre, la amniocentesis, el análisis de las vellosidades coriónicas, y las ecografías prenatales. 

COMUNÍCATE PARA MÁS INFORMACIÓN